Comienza tu experiencia
09/03/2016

En el extremo meridional de Chiapas y de todo México, la región del Soconusco es sinónimo de feracidad y riqueza natural. Tanto la llanura junto al mar como las montañas están siempre vestidas de múltiples matices de verde.

 

A partir de Tapachula, metrópoli regional, los viajeros pueden encontrarse con tesoros naturales y culturales que se tornan en experiencias inolvidables.

Una de ellas, es ascender a la Sierra Madre en pos de las fincas que forman la Ruta del Café. Los serpenteantes caminos suben por una vegetación exuberante en extremo, resultado de uno de los índices de lluvia más altos del país y junto a ríos que forman saltos y rápidos.

\"\"

Las fincas, cuyos nombres y arquitectura recuerdan el origen mayoritariamente europeo de sus fundadores, han creado un paisaje económico singular en torno al cultivo del café, del que Chiapas es el primer productor nacional, y más recientemente de otros cultivos como el de las flores tropicales que en gran medida se exportan.

Puede asegurarse que en México, recorrer esta ruta es una de las más fascinantes experiencias en cuanto a turismo alternativo se refiere. La ruta permite conocer las fincas Irlanda, Argovia, Hamburgo y La Chiripa, situadas entre los 600 y 1250 metros de altitud, que se traduce en un fresco clima de montaña.

\"\"

Tapachula

Ruta del Café - Argovia Finca Resort

Esplendor en el Soconusco con Heidy Esquinca

                                                                                          

En el extremo meridional de Chiapas y de todo México, la región del Soconusco es sinónimo de feracidad y riqueza natural. Tanto la llanura junto al mar como las montañas están siempre vestidas de múltiples matices de verde.

 

A partir de Tapachula, metrópoli regional, los viajeros pueden encontrarse con tesoros naturales y culturales que se tornan en experiencias inolvidables.

Una de ellas, es ascender a la Sierra Madre en pos de las fincas que forman la Ruta del Café. Los serpenteantes caminos suben por una vegetación exuberante en extremo, resultado de uno de los índices de lluvia más altos del país y junto a ríos que forman saltos y rápidos.

Las fincas, cuyos nombres y arquitectura recuerdan el origen mayoritariamente europeo de sus fundadores, han creado un paisaje económico singular en torno al cultivo del café, del que Chiapas es el primer productor nacional, y más recientemente de otros cultivos como el de las flores tropicales que en gran medida se exportan.

Puede asegurarse que en México, recorrer esta ruta es una de las más fascinantes experiencias en cuanto a turismo alternativo se refiere. La ruta permite conocer las fincas Irlanda, Argovia, Hamburgo y La Chiripa, situadas entre los 600 y 1250 metros de altitud, que se traduce en un fresco clima de montaña.

En ellas y sus alrededores se puede practicar senderismo, excursiones para la observación de la flora y la fauna selvática, bicicleta de montaña y paseos a caballo. Actividades centrales son aquellas vinculadas al conocimiento de los procesos de la cafeticultura y la floricultura, que pueden combinarse con la aventura del rafting en el río Cuilco, que también ofrece el espectáculo de la cascada de San Francisco.

La finca posee 18 habitaciones y pertenece al club Tesoros de México. Ofrece las comodidades de spa junto a las delicias de la gastronomía, y es base para los recorridos de café y flores. Por si fuera poco es un sitio muy original como escenario de bodas y otros eventos.

 

 

Web: www.argovia.com.mx

Email: reservaciones@argovia.com.mx

Teléfono: Finca Cel: (962) 621 1223  /  Cel: (962) 140 8955

 

 

Modelo & Stylist: Heidy Esquinca

Fotos: Gerardo Leaños

M&H: Ana Sofía Kánter

Asistente: Abraham Fierro

Vestuario: Katia Fontini / Púrpura / Rapsody Clothes / Instituto Casa Chiapas

Locación: Finca Argovia Resort

Dirección: Daniel Gaytan

Asistente de Producciòn: Cyntia Guillén